jueves, 12 de abril de 2007

Sobre Joan Colom

Carrer del Raval. (Foto: Isaías Fanlo.)

Perdiéndome en el blog de Toni B. (Subjectes, ver en mis favoritos), me he dado cuenta de que existen varias coincidencias temáticas y formales entre los dos blogs. Aparte de haber tirado fotos en las mismas calles el mismo día (ésta suya y ésta otra mía, por poner sólo un ejemplo), ha habido una foto, tomada en el raval, que me ha motivado a colgar ésta que véis en la entrada. La imagen de Toni (ver) es la de un inmigrante en contrapicado, tomada de forma furtiva en un disparo desde la cadera y sin mirar, como si no estuviéramos usando la cámara -lo que, por cierto, en este tipo de situaciones suele ahorrarte más de un disgusto-.

Ésta técnica, que exige una cierta práctica para dominar los encuadres sin mirar, y una indudable puntería para saber dónde estamos tomando la foto, existe desde hace mucho tiempo, y hay quien la practica de forma intuítiva (yo, por ejemplo, cuando tenía mi Olympus). De todos modos, quien la popularizó, en los años sesenta, fue el fotógrafo Joan Colom.

Joan Colom nació en Barcelona, donde todavía reside, y se inició tarde en el mundo de la fotografía, a los 36 años. Su primera exposición tuvo lugar en 1961, y le reportó fama y prestigio inmediatos entre los fotógrafos de toda España. Colom era el primer fotógrafo aficionado con suficiente ambición como para aceptar el reto de un fotoreportaje. Sus imágenes, tomadas todas en el Barrio Chino de manera furtiva, sin que sus modelos se enterasen, transmitían una naturalidad y una espontaneidad inéditas hasta el momento. Además, la capacidad de Colom para captar el momento preciso era indudable, así que no tardó en recibir encargos de más reportajes. El momento de gloria de la fotografía de Colom fue la publicación del libro Izas, Rabizas y Colipoterras, con fotografías suyas y textos de Camilo José Cela. Se puede decir que, aunque al fotógrafo nunca le llegó a gustar el libro (él tenía la idea de textos inspirados en las fotos, y Cela escribió una prosa excesivamente dramática y morbosa, nada que ver con la joie de vivre de la mayoría de las imágenes de Colom, habitadas por niños, prostitutas, matronas y marineros), la brevísima carrera de Joan Colom murió de éxito, porque, debido a los problemas que le causó la denuncia de una de las prostitutas retratadas en su libro, decidió abandonar la fotografía profesional en 1964.

Eso sí, desde entonces nunca ha dejado de tomar fotografías (algunas de ellas, de los últimos cinco años y en color, pero siempre en el Chino, fueron expuestas en el Museu d'Història de la Ciutat de Barcelona el año pasado, en la exposición 'Barcelona fotografia'), y su prestigio se ha mantenido, si no ha aumentado: le han dedicado exposiciones y retrospectivas en multitud de museos e instituciones, como por ejemplo el MNAC o la Fundación Henri Cartier-Bresson, y los es considerado uno de los grandes.

Yo tengo varias fotografías tomadas mediante el 'método Colom' (es decir, disparando sin mirar, como si no estuvieras haciendo la foto), también tomadas en el Raval, el 'Chino' de la Barcelona post-olímpica, más de diseño y menos conflictivo, pero aún con, como diría Salvador Espriu, "una engruna d'autèntica llum". Curiosamente, muchas de estas fotografías las tomé sin conocer todavía a Joan Colom y a su método, lo que hizo que mi descubrimiento de sus imágenes, en una exposición organizada por la Fundación Caja de Madrid en su sede de la Plaça de Catalunya, me resultara a la vez inquietante y enormemente satisfactorio.

Dedicada a Joan Colom (a quien, por cierto, me encantaría conocer personalmente) y a Toni Bernat, esta foto, que no es de las más representativas de la técnica (no las tengo a mano, ya colgaré alguna más), pero que me gusta, personalmente.

(Un ejemplo de fotografía de Joan Colom aquí)

6 comentarios:

nomesploraria dijo...

Isaïas, gràcies per visitar el meu blog! Vaig començar-lo amb la idea de que fos fotogràfic però tot s' ha embolicat i ara es un poti-poti espantós.
M' agraden força les teves fotos, et seguiré visitant.
Fins aviat.

Martin Gallego dijo...

Hola Isaías-Valjean. Gran post éste dedicado a Joan Colom. El dia que estuve en La Boquería vi en un bar del mercado una foto a gran tamaño hecha por él, una en que se ve una chica pasando por la acera y unos cuantos chicos piropeandola, algunos sentados en una vespa, creo. Fué la cuadratura del círculo, me tomé un cortado y viví unos momentos fotográficos intensísimos, curiosamente, sin disparar la cámara... A esta manera de hacer fotos con la cámara en la cintura y sin mirar yo le llamo fotografía robada, y como bien comentas que le pasó a Colom, tiene sus riesgos. Veo que ya conoces a Toni Bernat. Otro que también aplica esta técnica es Hugo Solo, ves a su sitio y mira donde pone Sheila, son fotos robadas. Pues nada, no te obsesiones tampoco con estas fotos, La Fotografía es mucho mas.... Saludetes!

Martin Gallego dijo...

Por cierto, ¿Eres de Badalona? Si es así, escríbeme al correo: emegallego@yahoo.es y nos vemos un dia.

nomesploraria dijo...

Una cosa más, mírate esto:

http://www.elpollourbano.net/ARTI-Fotografia-MANEL.shtm#fri

Raquel dijo...

Me encantan tus fotos. Son muy originales.

Saludos

Susanne Stoop dijo...

At the moment there is an exhibition of Joan Colom's work in Amsterdam. I've seen it twice now. I greatly admire his work.
Greetz, Susanne