viernes, 9 de noviembre de 2007

Una lágrima

Valencia, 2007. (Foto: Isaías Fanlo.)

"En la vida de las personas hay una cosa especial que sólo puede tenerse en una época especial. Es como una pequeña llama. Las personas precavidas y con suerte la preservan con todo cuidado, la hacen crecer, la llevan como una antorcha que ilumine sus vidas. Pero, una vez se pierde, esa llama no puede volver a recuperarse jamás."
Haruki Murakami, Sputnik, mi amor.

2 comentarios:

Isa S.B dijo...

'Hay en nuestras vidas puntos de no-retorno. Y en algunos casos, puntos más allá de los cuales no se puede seguir avanzando. Cuando esto sucede, hay que aceptarlo y vivir con ello.'
Haruki Murakami, Kafka en la orilla.
Me pregunto si cada lágrima guarda su precisa trama.
Gracias por el jeribeque tocayo.

george dijo...

Excelente captura, felicidades.
Un saludo.