viernes, 28 de marzo de 2008

Fígaro, in memoriam

Fígaro, 2002. (Foto: Isaías Fanlo.)

No es una foto excelente, pero sí un recuerdo que quiero dejar aquí. Hace unas semanas nos dejó Fígaro, el gato que vivía con mis padres. Tenía 11 años y no muy buena salud, como la mayoría de los siameses (aunque éste era un poco bastardo).

Poco más se puede añadir. Allí en Lleida se le echa de menos.

3 comentarios:

Reboliço dijo...

Paz à sua alma no Paraíso felino, onde haja muitos ratitos, ratões, patê de atum e novelos de lã.

Isabel Huete dijo...

Mi gato se llama también Fígaro y creo que me dolería en el alma perderlo. ¡Qué seres tan especiales son los felinos! No recuerdo si te lo dije ya en otra ocasión pero tus fotos son geniales.
Besotes.

Isa S.B dijo...

¡Ay, parece que las cosas feas se acumulan de pronto !
Si pudiera te prestaría mi gata por unos días para cambiar de ideas.
Saludos.